Para reforzar la metáfora de la cultura como mirada

recurro en clase a una fotografías,

porque la fotografía es mirada amplificada por la mediación de un instrumento.


Una de ellas es la del fotógrafo Leonard Freed,

tomada en Überlingen am Bodensee, Alemania del Oeste, en 1965.


Si Leonard hubiera mirado

(con su cámara)

por encima de la tapia

habría observado que una pareja de ancianos

acababa de descender del coche

y se aproximaba,

ella con un ramo de flores.




Si no hubiera levantado la vista del borde de la tapia,

lo que la mirada ofrece

es una lápida con la fotografía de un joven militar alemán.




Pero su mirada es ésta:




Así que esta mirada crea unas relaciones entre la lápida y los ancianos,

y, por tanto, una narración

en la que los padres siguen viniendo a la tumba de su hijo

fallecido en la guerra -por qué no- que terminó hace veinte años.

___________________________________________________


Las otras fotografías a las que me refiero

puedes verlas aquí.


_________________________________


La mirada,

con la mediación o no de una máquina fotográfica,

ordena el mundo que se ve desde un lugar

al crear un dentro y un fuera

y, como resultado,

unas relaciones entre las partes que recoge la mirada.


La cultura,

tan creativa como la mirada,

ordena también el mundo.

Y de igual modo que se puede mirar de muchas formas,

así la cultura puede mirar de muchas maneras

aquello que nos hace ver el conocimiento.

__________________________________