Con el paso del tiempo, la huella que dejan los alumnos se siente y valora más.

He querido expresar ese reconocimiento a lo más grato y duradero del magisterio,

con motivo del discurso de investidura como Doctor Honoris Causa por la Universidad de Extremadura.


Para leer este fragmento

Para oírme este reconocimiento


La parte central del discurso fue acerca de la relación entre el conocimiento científico, la cultura y la educación. 


Aquí tenéis este otro fragmento del texto

Y aquí la posibilidad de escucharlo




texto completo.pdf

vídeo